¿Por qué los astronautas llevan chaleco antibalas?

Dentro de las prendas y uniformes de seguridad si hay una categoría que está por encima de todas las demás esa es sin duda la reservada a los trajes espaciales de los astronautas, pero  ¿sabías que hay algo de los chalecos antibalas en estos trajes? 

Astronautas chalecos antibalas

Chalecos antibalas y trajes espaciales de los astronautas

Los trajes espaciales de los astronautas son el vestuario de más alta tecnología. El más mínimo fallo en estos trajes supone un riesgo vital por eso se fabrican con los mejores materiales y se someten a las pruebas más estrictas y concienzudas. Hay que tener en cuenta que  cuando un astronauta tiene que realizar operaciones fuera del vehículo espacial, se enfrenta a las condiciones más extremas. 

Hablamos de temperaturas que oscilan entre los 200 grados bajo cero y los 100 grados, a radiaciones gamma, rayos X, radiación ultravioleta o al bombardeos de infrarrojos agresivos. Pero, todo esto no son los únicos peligros que acechan a los astronautas, también  se exponen a pequeños micrometeoritos que pasan a grandes velocidades y que se convierten en auténticos proyectiles al impactar .  Al no existir atmósfera, el más mínimo impacto de uno de estos micrometeoritos puede suponer una herida que haría que la sangre entrase en ebullición y que los pulmones estallasen. 

Astronautas chalecos antibalas

Los trajes espaciales de los astronautas se forman por hasta trece capas de materiales tales como spandex, nylon, dacron, myler, neopreno, goretex y también kevlar, el mismo que se usa en los chalecos antibalas y que sirve para proteger al astronauta ante el posible impacto de alguno de estos micrometeoritos. Por otro lado, el traje también cuenta con capas de aluminio o de materiales reflectantes que protegerá del calor excesivo de la luz del sol.

Ciertas capas de fibras de alta teconología harán de aislamiento térmico y las capas selladas herméticamente y altamente sólidas mantienen la presión interna y evitan que el traje se hinche en el vacío. Esta protección se complementa con un sistema de calefacción y refrigeración integrado que garantiza unas temperaturas soportables. El traje espacial soporta todo esto y un estrés muy considerable.

Recuerda cada vez que uses tu chaleco antibalas que en cierto modo y hasta cierto punto, estás compartiendo algo con un astronauta que se enfrenta en el espacio a los impactos de micrometeoritos.